Arquidiócesis de Guadalajara conformará comisión para abordar casos de clérigos pederastas

La iglesia católica ya no abordará de forma oculta los casos de clérigos acusados de cometer pederastia y abusos sexuales. Bajo los criterios de “tolerancia cero” y el “nunca más” la Arquidiócesis de Guadalajara presentará en los próximos 15 días la Comisión para la Protección de Menores y Personas Vulnerables, que se encargará de atender y dar seguimiento a los casos de denuncias contra sacerdotes pederastas o que comentan abusos sexuales en la región informó el vocero de la organización religiosa, Antonio Gutiérrez Montaño.

“Está a punto de indicarse, ustedes verán próximamente la publicación en nuestros medios de esta comisión diocesana para Guadalajara. Ya está el obispo trabajando y la conforman hombres y mujeres, todos especializados en este tema”, declaró.

El vocero de la iglesia católica tapatía explicó que el equipo estará conformado por hombres y mujeres, clérigos y seglares, especialistas en el tema.

De acuerdo con los lineamientos que dictó el Papa Francisco al respecto el organismo deberá ser de “fácil acceso para las víctimas que deseen denunciar esos delitos”, y tendrá que “gozar de autonomía de la autoridad eclesial”.

El presbítero informó que en el periodo del actual arzobispo de Guadalajara, Francisco Robles Ortega – desde el 7 de diciembre de 2011 a la fecha- se han presentado tres denuncias ante las autoridades; el diario La Jornada informó que en los últimos 12 años la Fiscalía del Estado abrió 28 carpetas de investigación contra ministros de culto en la entidad, por delitos que van desde atentados al pudor contra menores hasta abuso sexual infantil.

En Jalisco existen más de 4 mil sacerdotes. Antonio Gutiérrez afirmó que la iglesia católica ofrece transparencia, responsabilidad e información. El clérigo prometió que cuando se presente una acusación la iglesia católica se presumirá “culpabilidad hasta que se demuestre lo contrario».

El clérigo aseguró que para prevenir que ocurran los casoss se realizarán pruebas psicológicas tanto a los candidatos a sacerdotes como a la vida consagrada.

Elizabeth Rivera Avelar