Ansiedad, estrés y depresión, provocan incremento en el consumo de alimentos chatarra durante confinamiento: IJSM

Foto: Reuters

Debido al confinamiento de casi cuatro meses por la emergencia sanitaria del Covid-19, hay un incremento de personas que comenzaron a comer mucho más por ansiedad, estrés y hasta depresión, advirtió el psicólogo del Instituto Jalisciense de Salud Mental, Julio Villegas Olguín, señala que esto puede derivar en aumento de peso si no hay atención.

“Lo que no es normal es que confundan el hambre con el aburrimiento, la ansiedad o con un trastorno de ansiedad que tendría que ver con problemas para dormir, pesadillas, diferentes situaciones que se presentan en esta etapa de la vida, pero no es normal que vaya cada vez que tenga esa sensación al refrigerador o que tenga acceso a comida chatarra, que significa que habría que cuidar cuáles son las cosas que se encuentran en el domicilio y sabemos que comen lo que hay en casa, sobre todo en periodo de confinamiento.”

El especialista señaló que esto afecta de manera especial a los niños, quienes al pasar tanto tiempo encerrados confunden aburrimiento con hambre, y si tienen a la mano comida alta en azucares, van a acudir a ella porque les genera un bienestar temporal.

El funcionario de Salme recomienda tener opciones saludables de botanas en las casas, para que en caso de comer algo en los hogares, sean frutas o verduras. También es importante identificar lo que genera la ansiedad para atenderlo.

Algunas terapias alternativas, como la meditación, el mindfulness y yoga han sido muy útiles en estos casos, así como el realizar actividad física en casa como el baile. Del mismo modo buscar entretenimiento creativo, dibujar, pintar, escribir, manualidades que ayuden a olvidar lo que provoca estrés.

Sin embargo, Villegas Olguín invita a no bajar la guardia para detectar si la ansiedad puede convertirse en un cuadro de depresión grave, en esos casos es importante solicitar apoyo psicológico al 075 del Centro de Intervención en Crisis, donde pueden ofrecer diferentes opciones según sea el caso.

Recordó que si hay un aumento de peso considerable por comer debido a la ansiedad durante el encierro, puede derivar en obesidad o sobrepeso que son comorbilidades en caso de contagio de Covid-19.

Haremy Reyes