Alimentos procesados no podrán contener más de 2 gramos de grasas trans

El Senado de la República aprobó la reforma que restringe el contenido de grasas trans en alimentos y bebidas. El acuerdo se aprobó con 84 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, y adiciona a la Ley General de Salud, la prohibición de usar aceites parcialmente hidrogenados en la fabricación industrial de alimentos y bebidas no alcohólicas, los cuales no podrán exceder dos gramos de otras grasas trans por cada cien gramos de producto.

La iniciativa fue presentada por la senadora duranguense, Lilia Margarita Valdez Martínez, quien en la sesión del Pleno señaló:

“Con la votación de esta iniciativa estamos dando un paso histórico, ya que estamos previniendo enfermedades crónico-degenerativas, que son muy costosas y difíciles de curar, además de que se podrían evitar las 12 mil 740 muertes provocadas al año, por el consumo de grasas trans”.

Las grasas trans se encuentran en frituras de maíz, papas fritas, pizzas, pollo frito, en hamburguesas procesadas, así como en chocolates, panes y galletas con relleno cremoso, sustitutos de crema para café y la comida rápida.

La iniciativa tuvo el respaldo de numerosas organizaciones de la sociedad civil. El director general de Salud Justa Mx, Erick Antonio Ochoa puntualizó que el 5.82 por ciento de los casos fatales por cardiopatía coronaria, se deben al consumo de productos con ácidos grasos trans, por lo cual, indicó que eliminar esos componentes de producción industrial podría salvar a miles de mexicanas y mexicanos al año.

“El Senado de la República está dando un paso muy importante a favor de la salud cardiovascular de México, pues las grasas trans constituyen un alto un riesgo, considerando que las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte en el país, con 218 mil 885 casos en 2020; 62 mil 844 casos más que en 2019”.

El coordinador de la Coalición «México SaludHable», Juan Núñez Guadarrama recordó que la principal causa de muerte en el mundo y en México, son las enfermedades no transmisibles, ya que siete de cada diez decesos suceden por ellas, y tienen que ver con nuestra alimentación y los estilos de vida que adoptamos.

“México reconoce por ello, el liderazgo de la senadora Lilia Margarita Valdez al impulsar este paso histórico, que además pondrá al país al mismo nivel de sus socios comerciales en el T-MEC, para acabar con cien años de uso de estas grasas artificiales, que conserven los alimentos, pero provocan graves enfermedades. Cuidar la alimentación, es cuidar la salud del país”, apuntó.

Dijo que desde hace más de un año, convivimos con una pandemia aguda (COVID 19) y con una pandemia crónica por enfermedades no transmisibles, como las cardiovasculares.

El doctor de la organización «Prevenir México», Víctor Villalobos, quien había dicho que a nadie se le ocurriría agregar componentes tóxicos a lo que comemos, como arsénico o plomo, por lo cual es inadmisible que las grasas trans, clasificadas ya como sustancias tóxicas, sigan empleándose en la industria de la alimentación, señaló:

“Hace cincuenta años no sabíamos que las grasas trans eran tóxicas, pero ahora no es posible que en México estemos atrasados por más de dos décadas en su regulación, pese a que hace más de 20 años se comenzaron a prohibir en el mundo”, destacó.

Víctor Villalobos lamentó que iniciativas similares hayan fracasado en diversas legislaturas pasadas.

Elizabeth Rivera Avelar