Alemania cierra fronteras ante la aparición de nuevas variantes de COVID-19 en Europa

Foto: Reuters

Este domingo, Alemania cerró la mayor parte de sus fronteras con República Checa y la región de Tirol, en Austria, para frenar los casos de coronavirus de nuevas variantes, como la británica o la sudafricana, en una medida que generó críticas por parte de la Unión Europea.

El temor a las variantes de COIVD-19, hizo a las autoridades cerrar muchas fronteras. En el cruce de Kiefersfelden, en los límites con Austria, la policía negó el paso a cientos de automóviles que pretendían usar un atajo por Alemania, para viajar entre dos regiones austriacas, algo que fue calificado como “absolutamente inaceptable” por el ministro del Interior, Karl Nehammer.

Asimismo, Horst Seehofer, ministro del Interior de Alemania, advertió a la prensa local que no podrán entrar a su país, personas “que no formen parte de las pocas excepciones autorizadas”.

En estos momentos, únicamente puede entrar al país europeo:

  • Ciudadanos alemanes.
  • Extranjeros con residencia en Alemania.
  • Trabajadores fronterizos esenciales.
  • Personal de transporte de mercancías, presentado un test PCR con resultado negativo a coronavirus.

Ante las medidas adoptadas por el gobierno alemán, la compañía Deutsche Bahn suspendió los viajes por tren con Austria; además, la policía está realizando estrictos controles en el Aeropuerto de Fráncfort.

El cierre de fronteras podría ampliarse en los próximos días a la región francesa de Mosela, donde se han detectados varios casos de la variante británica del virus. Autoridades de Alemania también muestran preocupación por su frontera con Eslovaquia, pero hasta ahora no han ordenado el cierre de dichos puntos fronterizos.

Tras el cierre de fronteras, la Unión Europea se dijo preocupada ante la posibilidad de que otros países imiten la medida y “miren para sí mismos”, en vez de cooperar para vencer a la pandemia.

“Puedo entender el miedo frente a las mutaciones del coronavirus, pero hay que decir la verdad, que es que el virus no se detendrá con las fronteras cerradas”, aseguró a un diario alemán la comisaria europea de Salud, Stella Kyriakides.

“La única cosa que ayuda son las vacunas y las medidas de prevención sanitarias, y en mi opinión, es erróneo volver, como en marzo de 2020, a una Europa de fronteras cerradas”, añadió.

Con información de SDP Noticias.