• Jue. May 30th, 2024

Ajustadores de seguros exigen protección y mejores condiciones laborales 

La agrupación “Ajustadores Unidos de la Zona Metropolitana de Guadalajara” denunció que trabajan en condiciones de desprotección, esto tras la muerte de un ajustador que murió luego de más de cuatro meses en que estuvo en coma, debido a que fue golpeado en forma salvaje por cinco personas, al acudir a atender un choque, en el cruce de las calles de Pablo Valdez y la calle 42, en el sector Libertad.

La agresión al ajustador de la compañía Qualitas se registró la madrugada del 17 de agosto pasado y este 8 de enero perdió la vida. 

Este caso provocó molestia generalizada entre los ajustadores de Quálitas y de otras compañías aseguradoras, ya que, a decir de diversos colegas de Armando Cortés, su empresa lo dejó solo y no lo apoyó. Uno de los agresores es asegurado de Qualitas y está identificado, pero no se hizo nada en contra de quienes le dieron la golpiza, al parecer, porque no accedió a realizar el pago, al existir algunas irregularidades en el incidente. 

La agrupación “Ajustadores Unidos de la Zona Metropolitana de Guadalajara” redactó una carta en la que exponen la desprotección con la que trabajan a diario, a merced de automovilistas agresivos, que se molestan cuando la aseguradora no acepta, por ejemplo, cuando se cambia el conductor porque quien chocó iba alcoholizado. 

En el Área Metropolitana de Guadalajara se calcula que hay 800 ajustadores de seguros, quienes ya hablan de la urgencia de crear un sindicato. 

“Denunciamos violación de nuestros derechos, el acoso laboral, la humillación, la extorsión, las malas condiciones laborales, la inseguridad y las amenazas. Directivos ejercen violencia en contra de quienes salimos día a día a cumplir con nuestras obligaciones, protegiendo los intereses de la compañía incluso con nuestras vidas, como le sucedió a Armando Cortés, quien perdió la vida este 8 de enero, víctima de un acto cobarde por parte de un asegurado plenamente identificado, quien lo golpeó en forma salvaje hasta dejarlo inconsciente el miércoles 17 de agosto de 2022, después de las 12 de la noche”, relataron. señalan en la misiva. 

Los denunciantes manifestaron que muchas veces desde la comodidad de una oficina, los supervisores ordenan al ajustador “no pagues” sin saber los riesgos que enfrentan y que si se discrepa se enfrentan al acoso y a la ira de los jefes, quienes los hacen viajar a lugares que no son su área de trabajo, como Ocotlán, Arandas y Tepatitlán, sin importar el horario. 

“Queremos justicia y mejores condiciones laborales”, señalaron los ajustadores, quienes además se quejan de que no tienen horario laboral, deben estar disponibles 24/7 los 365 días del año. Muchos de ellos, no tienen seguridad social ni las prestaciones básicas de ley, dijeron algunos entrevistados, que pidieron no ser identificados. 

Otro caso, es el de Manuel Abarca Parra, un ajustador de seguros quien acudió a atender un siniestro y fue atropellado en forma intencional, por una camioneta pick up, en el cruce de las calles Tchaikovsky y San Luis Gonzaga, en el fraccionamiento La Estancia, a finales de diciembre. Él presentó una denuncia penal, bajo el expediente 96206/2022 y en estos momentos está hospitalizado. Requiere una cirugía y tampoco tiene recursos para sufragar los gastos médicos. 

En el Área Metropolitana de Guadalajara se calcula que hay 800 ajustadores de seguros, quienes ya hablan de la urgencia de crear un sindicato. 

Elizabeth Rivera.

Por Elizabeth Rivera Avelar

https://x.com/ElyRiveraAvelar?t=dqCyYg9wnjxOhv0Yi8rHBQ&s=09 @elyriveraavelar