Adolescentes desaparecidas escaparon de albergue, tras un largo periodo institucionalizadas a cargo del DIF Jalisco

Las cuatro adolescentes desaparecidas desde el pasado miércoles 29 de diciembre, están bajo la representación de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, y fueron enviadas por el DIF Jalisco al albergue del que escaparon, reconoce una trabajadora del centro de rehabilitación «Fortaleza de Vida», del que huyeron las menores de edad.

«LAS RECOGIÓ EL DIF O FISCALÍA Y LAS TRAE PARA RESGUARDAR A LA MENOR; ESTÁN EN BUENAS CONDICIONES, SE LES DA UN TRATO DIGNO, NO SE LES MALTRATA, TIENEN SU TERAPIAS, SU MAESTRA; POR LA SITUACIÓN QUE YO PIENSO SE ESCAPARON, FUE PORQUE COMO SON DEL DIF Y NO LES DAN RESULTADOS O NOTICIAS DE SUS FAMILIARES DE LAS MENORES, POR ESO LLEGA EL PUNTO QUE SE ENFADAN ELLAS; UNA MENOR YA LLEVABA COMO DOS AÑOS AQUÍ, OTRAS APENAS IBAN PARA EL AÑO Y UNA QUE APENAS LLEVABA EL MES».

«Fortaleza de Vida», la institución de la que escaparon las menores, es un centro de rehabilitación de adicciones creado en 2009 y ubicado sobre la calle Guatemala #2036, dentro de la Colonia del Sur, en Guadalajara.

La presidenta del Consejo Directivo, Elizabeth Plascencia Castellanos, firmó en 2019 un convenio con el DIF Jalisco para recibir como pupilas a menores que estén representadas por la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.

Según el convenio, el albergue recibe 5 mil pesos de inscripción por cada menor y 6 mil 500 pesos mensuales para dar atención integral a las niñas, con cuidadores profesionales que procuren su bienestar mental y físico, alimentos tres veces al día, atención nutricional, médica, psicológica, así como actividades recreativas, deportivas, formativas y culturales.

En 2020 el centro de rehabilitación Fortaleza de Vida recibió 600 mil pesos por parte del Consejo Estatal Contra las Adicciones de Jalisco y tiene reconocimiento oficial vigente (RCEN-JAL-001-2019) como centro especializado en adicciones.

Según la versión del albergue y la Fiscalía del Estado, las menores habrían escapado a través de una ventana de un baño, aunque en un recorrido alrededor de las instalaciones no se pudo observar dicha ventana en el edificio de tres pisos; únicamente había un orificio sin malla ciclónica entre el techo de lámina del piso superior y la pared, orificio que vecinos atestiguaron que fue soldado con barrotes de metal después de la desaparición de las menores.

Hasta el momento se desconoce el paradero de Ximena Noemí Ramírez López, de 13 años; Nadia Noemí Aguilar Dávalos, de 15; Diana Rubí Toscano Becerra, de 16; y Elizabeth González Aroche, de 17 años; por lo que sigue activa una Alerta Ámber por su desaparición, mientras sus familiares no han recibido informes de algún avance en la búsqueda.

José Toral