Acusan a Trinidad López Rivas de negarse a evacuar a la población previo a explosiones del sector Reforma

Hubo tiempo suficiente para que los bomberos de Guadalajara hubieran evacuado colonias como Analco cuando la mañana del 22 de abril de 1992 se detectó combustible en los más de 10 kilómetros de drenajes y colectores que finalmente explotaron en el sector Reforma, una decisión que fue responsabilidad del entonces director Trinidad López Rivas, acusa el abogado de la Red Jalisciense de Derechos Humanos y defensor de las víctimas de las explosiones, Óscar González Garí.
«EL CUERPO DE BOMBEROS DE GUADALAJARA, EN MANOS EN ESA ÉPOCA DEL CORONEL TRINIDAD LÓPEZ RIVAS, ÉL TIENE GRAVE RESPONSABILIDAD, PORQUE ÉL SIENDO PERITO EN FUEGO, ÉL DEBIÓ HABER DADO LA ORDEN DE EVACUACIÓN, NI CONSULTAR AL GOBERNADOR (GUILLERMO) COSÍO, DEBIÓ HABERLO HECHO ÉL DIRECTAMENTE, (DECIRLE) A LA GENTE: ‘SÁLGASE, HAY PELIGRO MORTAL AQUÍ’, ÉL LES DIJO: ‘QUÉDENSE’; PERO OTRA COSA MÁS GRAVE, INYECTÓ HIPOCLORITO DE SODIO EN LAS ALCANTARILLAS, AL ECHAR EL HIPOCLORITO DE SODIO DISIPAS EL OLOR Y LA GENTE YA NO HUELE EL HIDROCARBURO, POR LO TANTO HA DE PENSAR QUE NO HAY PELIGRO Y SE PUEDE QUEDAR, SE QUEDÓ A MORIR».
El defensor de derechos humanos impulsa desde 2016 la creación de una Comisión de la Verdad que se encargue de investigar y sacar a la luz las causas reales y los responsables de las explosiones que oficialmente cobraron la vida de 212 personas, aunque el abogado y las víctimas sobrevivientes estiman que fueron más de 700 e incluso podrían superar las mil defunciones.
González Garí advierte que a 30 años persiste la impunidad, tras el «carpetazo» a las indagatorias que dio el entonces Procurador General de la República, el panista Antonio Lozano Gracia, dejando en libertad a las nueve personas que habían sido detenidas, incluido el exalcalde tapatío Enrique Dau Flores, y tampoco se consiguió justicia tras presentar demandas civiles que no prosperaron por el argumento gubernamental de ser un asunto «de seguridad nacional».
Tampoco se obtuvo justicia al llevar el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que consideró extemporáneo el reclamo, en un proceso que el abogado acusa fue obstaculizado por el entonces diputado local perredista, exrector y aún líder de la Universidad de Guadalajara, Raúl Padilla López.
A continuación puedes descargar o escuchar la entrevista completa con el abogado Óscar González Garí, de la Red Jalisciense de Derechos Humanos, sobre la lucha desde hace 30 años por alcanzar la verdad y justicia en torno a las explosiones del 22 de abril de 1992 en Guadalajara:
José Toral.