Acusan a financieras estadounidenses, de contribuir a la destrucción de la Amazonia

0
Foto: AFP

Este martes, un informe publicado por la organización ambiental Amazon Watch y la asociación Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), acusó a grandes firmas financieras de Estados Unidos, de estar ayudando a la destrucción del medioambiente y a promover abusos contra los pueblos indígenas de la Amazonia, al invertir miles de millones de dólares en compañías cuestionadas.

BlackRock, Citigroup, JPMorgan Chase, Vanguard, Bank of América y Dimensional Fund Advisors han invertido más de 18 mil millones de dólares en los últimos tres años, en empresas mineras, agroindustriales y energéticas involucradas en una «serie de abusos», en la mayor selva tropical del mundo, según el informe.

«Grandes empresas del sector financiero (…) están usando el dinero de sus clientes para permitir acciones hediondas, de empresas vinculadas a violaciones de los derechos de los indígenas y a la devastación de la selva amazónica», dijo el director de programas de Amazon Watch, Christian Poirier.

«Esta complicidad del sector financiero con la destrucción, contradice los compromisos con el clima y los derechos humanos proclamados por algunas de esas empresas, expone a sus inversores a grandes riesgos, y contribuye de forma dramática con las recientes crisis globales de la biodiversidad y del clima», agregó en un comunicado.

El documento investigó las inversiones de dichas firmas estadunidenses, en nueve compañías brasileñas y multinacionales señaladas de cometer abusos en la Amazonia, entre ellas las mineras Vale y Anglo American, las agroindustriales Cargill y JBS, y la energética Electronorte.

A JBS, la mayor cárnica del mundo, le endilga haber obtenido ganado de haciendas que invaden las reservas indígenas Uru-Eu-Wau-Wau y Kayabi en la Amazonia brasileña.

La gigante minera Vale, en tanto, enfrenta acusaciones de contaminar agua e incumplir su compromiso de mitigar el impacto de su actividad en tierras indígenas, según el documento.

Los conflictos por la tierra alimentan la violencia contra los indígenas de la Amazonia, que incluye un incremento del 135 por ciento en el número de invasiones de territorios el año pasado y el asesinato de siete líderes, afirma.

Sin embargo, varias de las compañías mencionadas negaron las acusaciones. Firmas como Vale, Cargill y JBS presentaron pruebas que, aseguraron, contradicen las conclusiones del informe.

Las financieras inversoras también negaron irregularidades.

«La deforestación y los derechos indígenas son cuestiones críticas, que además conllevan riesgos para el retorno de las inversiones. Nos relacionamos con las empresas en estos y otros riesgos ASG (ambientales, sociales y de gobernanza), y cuando no se gestionan de forma adecuada o el progreso no es suficiente, (como accionistas) tomamos medidas de voto en contra de ese manejo», dijo un portavoz de BlackRock.

Con información de AFP y Excélsior.