Destinan más agua a PISA que a habitantes; vecinos de Tlajomulco advierten que la empresa construye parque industrial sobre zona de recarga

0
Vecinos de Santa Cruz de las Flores, integrantes del Colectivo Agua y Vida, se organizan y protestan frente a las industrias que extraen el agua de los mantos acuíferos de la zona.
Mientras habitantes de Santa Cruz de las Flores, en Tlajomulco, padecen cada vez más tandeos en el servicio de agua por escasez del líquido, las empresas que se instalan en la zona y perforan pozos, como la farmacéutica PISA, obtienen permisos de mayores volúmenes, advierte la vecina del pueblo, Montserrat Lazo.
“NOSOTROS NOS DAMOS CUENTA DE QUE ELLOS ESTÁN PERFORANDO POZOS, INVESTIGAMOS EN EL REGISTRO PÚBLICO DE DERECHOS DEL AGUA, EN LA CONAGUA, Y NOS DAMOS CUENTA DE QUE ELLOS TIENEN CONCESIONES QUE JUNTAS HACEN UN MAYOR VOLUMEN DE EXTRACCIÓN QUE EL QUE TENEMOS LA POBLACIÓN EN GENERAL DE AQUÍ DE SANTA CRUZ DE LAS FLORES, ESA ES AHORITA NUESTRA MAYOR INQUIETUD PORQUE NOS ESTAMOS QUEDANDO SIN AGUA, NOSOTROS TENEMOS ONCE MIL 204 HABITANTES, ENTONCES AQUÍ HAY UNA GRAN INCONGRUENCIA”.
Según el Registro Público de Derechos de Agua, solo dentro del municipio de Tlajomulco, Laboratorios PISA y sus propietarios poseen cinco títulos de concesión para extraer cada año un millón 258 mil metros cúbicos de agua subterránea del acuífero de San Isidro.
En contraste, dentro del mismo acuífero, el Ayuntamiento sólo tiene cuatro concesiones para sacar un total de 792 mil metros cúbicos de líquido, es decir, el 62 por ciento de lo que puede extraer la empresa Pisa, aunque con esa agua la autoridad municipal debe abastecer a las más de once mil personas que viven en Santa Cruz de las Flores, además de pueblos de la zona como La Cofradía o Soledad de Cruz Vieja.
Además de la cantidad de agua que extrae del subsuelo, una empresa filial de PISA, Espaco Comcenters, construye un parque industrial al pie del Cerro de Totoltepec, volcán inactivo que forma parte del corredor natural del Bosque La Primavera y que está a unos metros de Santa Cruz de las Flores.
El Parque Industrial Avant, construido por una empresa filial de PISA, llamada Espaco Comcenters.
El problema para los habitantes es que la nave industrial es edificada sobre una zona donde el agua de lluvia se infiltra hacia los mantos acuíferos de los que se abastecen los pueblos de los alrededores, advierte la integrante del Comité Agua y Vida, Angélica Ramos.
“ESTAS EMPRESAS SE ESTÁN INSTALANDO EN LUGARES DONDE HABÍA UNA GRAN RIQUEZA FORESTAL, MUCHOS MANANTIALES, HABÍA ARROYOS QUE ESTÁN SIENDO DESVIADOS EN ESTE MOMENTO, EL ARROYO HONDO, EL ARROYO TECOLOTE Y EL ZARCO, Y ESTOS ARROYOS SON FUNDAMENTALES PARA ESTAR ALIMENTANDO LAS FUENTES SUBTERRÁNEAS, ENTONCES LA GENTE EN POCO TIEMPO TAMBIÉN VAMOS A ESTAR CARECIENDO DE AGUA, DE HECHO, EN SANTA CRUZ YA TENEMOS TANDEOS, HAY ALGUNOS BARRIOS DONDE DETERMINADOS DÍAS Y EN DETERMINADAS HORAS NADA MÁS TENEMOS AGUA PARA CONSUMO HUMANO”.
La empresa Espaco Comcenters, cuyos socios coinciden con los de PISA Global y otras empresas del grupo farmacéutico, dio un recorrido a Líder Informativo por las obras del Parque Industrial Avant para aclarar su funcionamiento.
En el complejo ya se construyeron dos naves de las siete que tienen planeadas, ambas ocupadas para almacenar medicamentos, sin que existan líneas de producción, por lo que la empresa niega que en las instalaciones se genere contaminación.
Desde que comenzó la construcción, a finales de 2017, los habitantes de Santa Cruz de las Flores se manifestó en contra de que el parque industrial conectara sus descargas a la red de drenaje del pueblo, y con sus protestas consiguieron en dos ocasiones impedir la obra. Para continuar en operaciones, a pesar de no tener conexión al drenaje, la filial de PISA construyó una fosa séptica que diariamente tenía que ser desalojada, en tanto creaba su propia planta de tratamiento de agua. Ahora el agua utilizada en los baños por alrededor de 600 empleados de los tres turnos, es tratada en las mismas instalaciones y luego se reutiliza en áreas verdes, según funcionarios de Espaco Comcenters.
Sin embargo, también reconocieron que dicha agua utilizada para la limpieza y los baños es extraída de un pozo ubicado dentro del parque, mismo que se recarga justamente en las faldas del contiguo Cerro de Totoltepec, por lo que independientemente de que la empresa no descargue sus aguas residuales a la red de drenaje de Santa Cruz de las Flores, los vecinos muestran molestia ante el temor de que la extracción de agua en ese pozo afecte aún más a los mantos freáticos.
En la parte posterior del Parque Industrial Avant se localiza el pozo que extrae agua del subsuelo y se almacena en una gran cisterna.
El Plan Parcial de Desarrollo Urbano del Distrito 4, actualizado en 2016, cuando Alberto Uribe era alcalde, clasifica el predio donde se construye el parque industrial como Industria Ligera. Sin embargo, antes de dicha actualización, el predio estaba clasificado como Área de Transición por estar a un costado del Cerro de Totoltepec, reconocido por su valor ambiental, por lo que los usos de suelo permitidos eran para granjas y huertos.
Este cambio de uso de suelo no fue acorde con el Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL) vigente del Ayuntamiento de Tlajomulco, que desde el 2010 señala la necesidad de decretar como área natural protegida al cerro de Totoltepec, ante su alto nivel de biodiversidad, lo que casi una década después no se ha cumplido. El POEL también señala la importancia de establecer corredores biológicos entre el Bosque La Primavera y el cerro de Totoltepec, pues “esas áreas cuentan con importantes espacios que funcionan como refugios para la fauna silvestre y tienen un papel importante para el mantenimiento de los servicios ambientales que brindan los ecosistemas que ahí se albergan”.
El Programa advierte que la microcuenca hidrológica de Totoltepec-Santa Cruz se encuentra vulnerable ante cambios de uso de suelo y el crecimiento urbano, pero aún así la autoridad municipal aprobó transformar el predio para permitir la llegada de industrias, a pesar de que por el terreno atraviesan cauces de agua, lo que tiene repercusiones no sólo para Tlajomulco, pues está dentro del acuífero San Isidro, que toca también a los municipios de Tala, Acatlán de Juárez y Villa Corona.
Dentro del propio Plan Parcial de Desarrollo Urbano están marcados los cauces de agua que atraviesan el predio donde se construye el Parque Industrial Avant.
De hecho, la urbanización sobre superficies que antes eran naturales ha mermado la infiltración en el acuífero de San Isidro en un 4.3% respecto a la cantidad de agua que entraba en el acuífero en 1981, según el Estudio Hidrológico Detallado del municipio de Tlajomulco de Zúñiga.
Por este acelerado proceso de urbanización, es previsible que el área conocida como “Las Playas” de Santa Cruz de las Flores, un vaso regulador natural, sea rellenada con escombro a fin de facilitar el aplanado previo a una construcción, y “esto podría incrementar súbitamente las inundaciones que ya se empiezan a registrar en fraccionamientos y en el mismo poblado de Santa Cruz de las Flores”, advierte el Estudio de Riesgos Naturales elaborado en 2017 para la actualización del POEL.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here